HISTORIA Y CULTURA

De Ben Barek a En-Nesyri: 4 futbolistas marroquíes con brillo propio en la Liga española

Internacionales del país vecino se han hecho un nombre destacado en el fútbol español

Los marroquíes han tenido una presencia destacada en la Liga española a lo largo de la historia, desde la década de los 40 hasta la actualidad: del goleador Larbi Ben Barek al internacional Abdullah Al-Antaki, apodado «Abdallah Málaga», pasando por el guardameta Badou Zaki, el defensa Noureddine Nebet en las filas del El Deportivo La Coruña, junto a sus compatriotas Mustafa Hajji y Salah El-Din Basir, Al-Yaqoubi en el equipo de Osasuna, Youssef Al-Arabi, goleador histórico del Granada, o la ex estrella del Real Madrid Ashraf Hakimi.

De la misma forma que el público del país vecino se sabe de memoria los nombres de los jugadores españoles, especialmente en las ciudades del norte de Marruecos, donde niños y jóvene lucen las camisetas de los clubs ibéricos desde la época de Rául González, Enrique y Morientes, los futbolistas marroquíes también han dejado su impronta en el fútbol español. Tanto, que el año pasado La Liga lanzó un vídeo en su cuenta de Twitter reconociendo su contribución al deporte rey en España.

Tras ochenta años de presencia marroquí en Liga, repasamos a 4 de los jugadores más destacados que han triunfado en clubs españoles.

El comienzo: La Perla Negra

«Si yo soy el rey del fútbol, ​​entonces Ben Barek es su dios«, dijo Pelé de Larbi Ben Barek, primer jugador magrebí en las filas de los clubes españoles, llegado a finales de los años cuarenta y que abrió camino para el resto de futbolistas africanos de la Liga .

Abd al-Qadir Larbi Ben Mbarek, conocido como la Perla Negra, nació en 1917 durante el Protectorado francés en Marruecos y creció en el popular barrio de Kuba En la ciudad de Casablanca, Su amor por el fútbol hizo que renunciara a heredar el taller de carpintería de su padre y se volcara en el juego de balón hasta entrar en la liga profesional de su país.

Su nombre está asociado al primer título ganado por el Atlético de Madrid. Después de haber firmado por él en 1948 por unos 5 millones de pesetas, una gran suma en ese momento, al club colchonero le salió bien la jugada: con la Perla Negra, ganó dos Ligas.

Ben Barek todavía hoy disfruta de una gran popularidad entre los fans del fútbol español y es reconocido a nivel mundial: tras su muerte, la FIFA le condecoró con la Orden del Mérito, máxima distinción reservada a los mejores jugadores de la historia del fútbol.

En-Nesyri .. de los callejones de Fez a medirse con Messi y Suárez

Youssef En-Nesyri, que pudo haber sido uno de esos niños que solían llevar la camiseta de sus futbolistas españoles favoritos, es hoy una de las estrellas del Sevilla y compite por convertirse en el máximo goleador de la Liga española a la edad de 23 años. Recientemente colgaba una foto en Instagram en la que se veía sus orígenes humildes, junto con otra foto ilustrando su coronación en la Copa de la Liga de Europa.

En-Nesyri nació en Fez en una familia de clase modesta. Inició su carrera futbolística en la Academia Mohamed VI, y siguió jugando al fútbol y estudiando al mismo tiempo, hasta que se trasladó a España para jugar en el Málaga club juvenil, que lo fichó con buen ojo por 125.000 euros: los logros de En-Nesyri en el Málaga FC llevaron al Leganés a pagar seis millones de euros por su fichaje en 2018. 

Reda Zarrouk, periodista marroquí especializado en asuntos deportivos, recuerda que “En-Nesyri, a diferencia de los otros jugadores marroquíes que le precedieron en España, no llegó a jugar con ningún equipo marroquí. Es un jugador de los que evolucionan muy rápido, según los entrenadores que han trabajado con él. Su forma física lo ayuda en su deber como delantero pero también en funciones defensivas.”

El 2020 marca el comienzo de su mejor racha con su aterrizaje en el Sevilla por 25 millones de euros. Durante ese tiempo, ha hecho hat-trick en dos partidos consecutivos, convirtiéndose en el primer jugador de la historia del club andaluz en anotar esta hazaña en el estadio del equipo en Liga. Antes solo lo logró Guillermo Campanal en el año 1940.

El de Fez también ha ganado el premio al mejor jugador de la Liga española, tras anotar 15 goles esta temporada, lo que lo ha colocado en la competición por convertirse en el máximo goleador de la Liga, y el tercer mejor goleador de la historia de la Liga española, con 37 goles.

Sobre el secreto de la calidad de su juego con el club sevillano, Zarrouk considera que  “su brillo con el Sevilla es más natural, primero porque la forma de jugar del equipo le sienta a la perfección, y el valor de los jugadores que jugar con él en el Sevilla lo hace destacar más, en comparación con su experiencia con el Leganés, que fue un éxito a nivel individual”.

Y lo respalda la opinión del periodista deportivo del diario Marca Tomas Campos: “Ha madurado como futbolista, y también está en un gran club junto a buenos jugadores. Cuando juegas con buenos jugadores a tu lado, es natural marcar más goles”.

La apuesta de Lopetegui, el técnico del Sevilla, ha sido sin duda rentable: En-Nesyri salió de Marruecos por 125.000 euros y ahora su valor de mercado supera los 50 millones de euros, a la luz de las ofertas que le han llovido, sobre todo de la Liga inglesa. El  delantero las ha rechazado porque se siente agradecido al club, a los compañeros y a la afición, según explicó su representante.

Badou Zaki y Bounou, dos porteros de pro

Pero el rol de los jugadores marroquíes en la Liga española no se limita al de penetrar en la red, sino también a protegerla. Como prueba, dos grandes guardametas de ayer y hoy.

Badou Zaki, una leyenda del fútbol en Marruecos, fue elegido como mejor jugador extranjero de la Liga española después de jugar en el Real Mallorca en 1986 y 1987, además de ser reconocido como mejor portero en todas las  temporadas hasta el 1989. Zaki llevó a su equipo a la final de la Copa del Rey por primera vez en la historia del club en 1992. El club le instaló una estatua en Mallorca en agradecimiento por su labor.

Pero él no ha sido el único portero magrebí haciendo soñar a la afición española:  desde su retirada, ha asegurado en más de una ocasión que Yassin Bounou le recuerda a sí mismo cuando estaba en el Mallorca. Los números y las estadísticas indican más allá de toda duda razonable que Bounou, actual guardameta del Sevilla, se encuentra entre los mejores porteros de Europa y del mundo.

El portero sevillista de 29 años, que tuvo un papel estelar al coronar a su club Sevilla con el título de la Liga de Europa por sexta vez en su historia, inició su carrera en el Wydad marroquí, y luego se trasladó a varios clubes españoles diferentes hasta acabar instalándose en el Sevilla Club. 

Para el periodista marroquí Reda Zarrouk, la diferencia entre Zaki y Bounou es que el primero se hizo un nombre en letras de oro con el Mallorca, mientras que Bounou ganó experiencia con clubes menores de Sevilla, Zaragoza y Girona, y en cuanto tuvo su oportunidad con el Sevilla, llevó a su equipo a alzarse con la Liga de Europa.

Para Tomás Campos, fue la lesión del primer portero del club sevillano Thomas Vaclik lo que le dio a Yassin Bounou la oportunidad de demostrar su valía: “Empezó como suplente de Vacclik, pero la lesión de este último lo empujó a disputar la última etapa de la Liga de Europa y fue decisivo para alzarse con el título. Bounou podría convertirse en una de las estrellas de la plantilla en los próximos años.

Al final, encontramos, la naturaleza del jugador marroquí, ​​que depende de los pases cortos y la velocidad, y jugar por las bandas es acorde con el ritmo de juego en España. Muestra del buen encaje en el estilo de los clubs españoles son Ben Barek y En-Nesyri, Zaki y Bounou, además del resto de marroquíes que brillaron y brillan en la Liga.

compartido con el compañero Rajaai Burhan

Traducción y adaptación: Andrea Olea

En español

Botón volver arriba