NUESTRAS HISTORIAS

Doctor Kassis: la lucha de un médico hispano-sirio contra la fibromialgia

En 2012, el doctor Fahed Kassis y su hermano Moussa lograron un hito que todavía aplauden miles de profesionales sanitarios de todo el mundo: tras años de trabajo, estos dos médicos de origen sirio y afincados en España lograron un método revolucionario para tratar la fibromialgia. Su éxito fue fruto de la perseverancia, pero también de una historia marcada por la migración, la misma que les permitió estudiar medicina en España, en la Universidad de Valencia. Actualmente, en torno a 700.000 personas padecen esta enfermedad en España, conocida por los fuertes dolores musculares y la sensación de cansancio que genera en quienes la sufren, por poco dormir y descansar.

El doctor Kassis sigue muy activo a sus 76 años y recuerda con nitidez sus primeros años de vida en Ain al-Shara, su localidad natal, situada al oeste de Damasco, la capital siria. En su despacho, rodeado de libros de ciencia y medicina, Kassis habla maravillas de España, país que considera su hogar, y de Siria, donde “tendré siempre en mi corazón mientras esté vivo”. Precisamente fue en ese país donde decidió empezar a estudiar Derecho en Damasco, pero las circunstancias de la vida le obligaron a dejar su primera carrera, Aquel cambio abrupto de vida se produjo en 1966.

Quienes le conocen bien aseguran que Fahed Kassis siempre tuvo una necesidad insaciable de aprender y agrandar sus conocimientos para ayudar a los demás. El periplo de este médico no se limita a España y Siria. La vida del doctor Kassis es un libro de aventuras, con episodios que van desde su empleo como sanitario en la petrolera estatal argelina Sonatrach, hasta la ciudad alemana de Hajen Wuppertal y Dortmund, donde hizo sus especialidades y aprendió técnicas de cirugía y ortopedia.

Fahd kassis lee libros científicos y médicos mientras descansa en su clínica privada © Okba Mohammad

Los empleados más veteranos del Hospital Severo Ochoa de Madrid todavía recuerdan el paso del doctor Kassis, que en 2013 pudo jubilarse aunque no por ello dejó de devorar libros y seguir ampliando sus conocimientos.

No fue en ese hospital, sino en su propia clínica privada donde el doctor Kassis y su hermano Mousa en Dortmund, especializado en cardiología y radiología, pusieron en marcha un plan pionero para tratar la fibromialgia, una enfermedad que resulta difícil de tratar incluso en pleno 2021. Miles de personas de todo el planeta, principalmente de Europa y el mundo árabe, se han beneficiado de este revolucionario tratamiento. El método de estos hermanos se basa en técnicas de ‘terapia neural’ que permiten identificar con precisión los puntos de dolor del enfermo, para después emplear anestesia local en el tratamiento (procaína) para aliviar el sufrimiento de las personas con fibromialgia. Según explica el doctor a Baynana, las personas que siguen este tratamiento a diario suelen ver resultados satisfactorios en periodos de entre dos y tres semanas de empezar con él.

La lección que obtenemos de este método radica en la precisión de los puntos de inyección y en los lugares que lo precisan, según la necesidad de cada cuerpo

Explica Kassis,De esta forma, las células nerviosas que están bloqueadas vuelven a activarse y recuperan su situación habitual, reduciendo así el dolor del enfermo. Este tratamiento no solo permite ayudar a personas con fibromialgia, sino que también tiene aplicaciones que se extienden a problemas asociados a la alergia, el asma, la alergia alimenticia y otras dolencias vinculadas con problemas genéticos. Hoy en día, este tratamiento sigue activo en la clínica Fuensur, propiedad del doctor Kassis y situada en Madrid.

Una razón de peso

Los hermanos Kassis siempre tuvieron vocación de servicio público. Es por esta razón por lo que decidieron introducirse en el mundo sanitario. Sin embargo, el motivo que les llevó a trabajar día y noche en la lucha contra el asma fue otro: Cristian, hijo de Musa y sobrino de Fahed, padecía fuertes ataques de asma. Un día, el pequeño pronunció una frase con la el doctor Kassis todavía se emociona: “¿Por qué mi hermano puede reír y yo no puedo?”. Aquellas palabras dieron fuerza al doctor Moussa para trabajar con ahínco para encontrar soluciones.

Fahd kassis conduciendo su coche privada después de terminar el trabajo tarde©Okba Mohammad

El doctor Moussa, hermano de Fahed, falleció en el año 2016. “Después de su muerte, sentí que perdía un pedazo de mí (…) él inventó este tratamiento y quiso transmitirlo al mundo, pero no pudo y yo decidí completar su misión”, explica el doctor Kassis mientras muestra con orgullo varias fotos de su hermano. Aún hoy sigue recibiendo llamadas de personas de distintos países, especialmente del entorno árabe –incluyendo a figuras destacadas del mundo de la política– interesándose por este tratamiento. El doctor no oculta su frustración debido a que la pandemia de Covid-19 impide que muchas de estas personas puedan venir a España para tratarse.

“Quiero ayudar a la gente, siento que estoy en el mundo para eso”, sentencia Kassis. Antes de terminar la entrevista con Baynana, Kassis expresa su deseo de transmitir un mensaje a la comunidad árabe que reside en España: “Si alguien necesita tratamiento o consejo médico y no tiene dinero para sufragar sus gastos, que venga a mi clínica y yo le atenderé de forma gratuita”.

En español

Botón volver arriba