INICIOPOLÍTICA

«Los saudíes tratan de limpiar su imagen asociándose con el Real Madrid»

Mohammed Subat – José Bautista

Arabia Saudí es una petrodictadura en la que son constantes las violaciones los derechos humanos, en general, y los de las mujeres, en particular. Las autoridades saudíes reprimen de forma continua a disidentes, activistas de derechos humanos y defensoras de los derechos de las mujeres, a pesar de la reciente liberación de algunos ellos, como vuelve a señalar Human Rights Watch en su último informe.

El país, salpicado por múltiples escándalos en el último periodo, emprende ahora una gran campaña a nivel mundial para tratar de limpiar su prestigio. En el marco de esta estrategia, Arabia Saudí está negociando para patrocinar el equipo de fútbol femenino del Real Madrid con el objetivo de mejorar su imagen internacional.

Skyline International es una de las organizaciones de derechos humanos que plantan cara a esta maniobra de propaganda del régimen saudí. Baynana ha entrevistado a su directora de comunicación, Taljinder Shergill, que se encuentra en España para alertar sobre las tácticas de los saudíes y denunciar la situación deplorable que sufren las activistas femeninas en ese país. A su paso por España y Europa, Shergill pudo reunirse con eurodiputados y otros altos cargos políticos para explicarles de primera mano cómo los saudíes tratan de utilizar organizaciones de prestigio, como el Real Madrid. Fruto de estas acciones, al menos 11 diputados del Parlamento Europeo ya han firmado una petición dirigida al Real Madrid para que rechace el patrocinio del que es uno de los regímenes más machistas del mundo.

Taljinder Shergill  en la oficina de Fundación PorCausa en Madrid.©Mohammed Subat

Pregunta: ¿Qué se sabe sobre los planes de Arabia Saudí para patrocinar el equipo femenino del Real Madrid?

Respuesta: The Times fue el primero en informar sobre este asunto, en febrero de este año. Su investigación señaló que Arabia Saudí y el Real Madrid estaban en negociaciones para que este país fuera el patrocinador del equipo de fútbol femenino del club madridista durante 10 años, a través del proyecto saudí Qiddiya, y por un importe de 150 millones de euros.

P: ¿Cree que si el Real Madrid acepta este patrocinio estará de alguna forma aprobando la represión que sufren en Arabia Saudí las mujeres y otras prácticas de este país contrarias a los derechos humanos en lugares como Yemen?

R: Creo que Arabia Saudí se está haciendo un lavado de cara a través del deporte, mediante patrocinios para mejorar su imagen. Entre sus muchas violaciones, como el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en la embajada en Turquía o los ataques en Yemen, han dado lugar a algunas de las peores crisis humanitarias según las agencias de la ONU. Además, está ampliamente documentado que Arabia Saudí es uno de los principales violadores de los derechos humanos en el ámbito de los derechos de las mujeres, con persecuciones y torturas contra activistas femeninas como Loujan Al-Hathloul y otras muchas. Por eso, este acuerdo de patrocinio es hipócrita. Los saudíes violan abiertamente los derechos de las mujeres al tiempo que pretenden ser los principales patrocinadores de un equipo de fútbol femenino, y no cualquier equipo, sino el del Real Madrid, una institución con prestigio internacional en todo el mundo.

P: ¿Por qué cree que el Real Madrid debería rechazar este acuerdo?

R: Deberían rechazarlo para proteger y mantener su reputación. De lo contrario, sería asociarse con un Estado que viola abiertamente los derechos más básicos de las mujeres y está involucrado en el asesinato de sus propios ciudadanos en territorio extranjero, por no mencionar su guerra eterna en Yemen.

P: Arabia Saudí está ampliando la participación de las mujeres en eventos deportivos y cada vez invita a más mujeres destacadas del mundo del deporte. Teniendo en cuenta todo esto, ¿ve mejoras en las políticas de Arabia Saudí hacia las mujeres?

R: Es difícil responder, porque los hechos dicen más que las palabras. Arabia Saudí esgrime reformas políticas, como permitir que las mujeres puedan conducir en coche. Sin embargo, algunas de las activistas detenidas lo están por haber luchado precisamente por esos derechos. La única forma de garantizar la participación plena de las mujeres en cualquier ámbito es aceptar sin matices su derecho a participar. Creo que estas reformas y la participación de las mujeres en el ámbito deportivo son un buen punto de partida para mejorar las vidas de las mujeres, pero hacen falta muchos más pasos.

P: ¿Por qué estos movimientos de Riad en el momento actual?

R: El plan de Arabia Saudí para 2030 se presenta como progresista y ambicioso. Como parte de su intento por diversificar su economía más allá del petróleo, Arabia Saudí está construyendo grandes ciudades futuras en el desierto. Planes tan ambiciosos como este requieren inversiones enormes y muy costosas. En perspectiva de análisis, tras el asesinato de Jamal Kashoggi, los saudíes tuvieron que lidiar con una fuerte reacción, incluso por parte de inversores. Sin embargo, desde entonces, muchos inversores han vuelto. Al asociarse con organizaciones como el Real Madrid, los saudíes tratan de limpiar su imagen y así, atraer nuevas inversiones.

Según la versión de la CIA sobre el asesinato de Jamal Khashoggi, el príncipe heredero Mohamed Bin Salman está implicado en este homicidio. Él aún debe responder ante las cortes internacionales. En lo relativo a Yemen, Arabia Saudí y su coalición han dejado a dos tercios de la población (yemení) en condiciones nefastas. Yemen enfrenta una de las peores crisis humanitarias y la hambruna es un problema generalizado por todo el país. Arabia Saudí debería rendir cuentas por sus acciones negativas.

En español

Botón volver arriba