fbpx
NUESTRAS HISTORIAS

Razan Ismail, una migrante que ayuda a los migrantes

Este artículo es el primero de la serie de casos de éxito de personas refugiadas y migrantes en España, que presenta Baynana a sus seguidores, para estar más cerca de ellos y contarlo en la lengua de los propios inmigrantes y refugiados.

Razan Ismail, una joven siria, estudió Farmacia en Siria. Luego emigró a Inglaterra para completar su educación superior. Después se mudó a España, donde se le abrieron varias opciones para trabajar en el campo de la migración y los migrantes, y fundar una asociación para ayudar a los migrantes, especialmente mujeres. 

“La migración es mi historia y la historia de las personas que me rodean”. Dice la joven Razan Ismail, que emigró de Siria a Inglaterra en 2010 para estudiar un máster en Administración General y Administración de Hospitales como especialidad. Luego de culminar sus estudios, ingresó al mercado laboral. En ese momento había pocas oportunidades, por lo que tuvo que trabajar fuera de su especialidad, donde se desempeñó como representante de ventas. “Mi vida allí se caracterizó por la falta de opciones, ya que residir en el país está ligado al trabajo”, dice.

En 2018, Razan se casó con un español y se mudó a Barcelona. «Tuve una opción por primera vez desde 2010, porque la residencia en España es personal y opcional, podía decidir. No fue fácil empezar de cero, especialmente después de la vida anterior que pasé sin opciones», explica.

La joven se encontró con migrantes recién llegados a Barcelona sin saber a dónde ir. «La burocracia es enorme, y las mujeres en particular no tienen tiempo para levantar la cabeza y conocer sus derechos. Las circunstancias consumen sus vidas». 

Proyecto de apoyo

Razan comenzó a aspirar el olor de la libertad después de establecerse en España, y se sintió inclinada a involucrarse en el tema de la migración, por lo que comenzó en 2019 a crear un proyecto para apoyar a los migrantes, al que llamó Kudwa (modelo a seguir). En él, presentó lo que había aprendido durante su experiencia. “Para facilitar el camino a las mujeres migrantes”, según ella.

Kudwa proporciona información legal básica a la comunidad migrante de Barcelona, ​​realiza actividades y organiza encuentros. La asociación se identifica en su web como un colectivo de migrantes y refugiados que enfrentan las dificultades de estar en una cultura y una lengua desconocidas. Ellos son un grupo de personas de habla árabe, diverso en cuanto a experiencias, habilidades, procedencias y culturas. Su misión es trabajar hacia una identidad intercultural colectiva a través de la construcción de vínculos entre migrantes y la sociedad receptora, promover la ciudadanía, la iniciativa y la comunidad, y abordar los obstáculos existentes para la integración y la inclusión efectiva.

Razan Ismail mientras está trabajando desde su oficina en su casa en Barcelona ©Mohammad Subat

Como presidenta de la asociación, Razan afirma: “El primer y último objetivo es que los migrantes encuentren un apoyo que yo no encontré, tener un pequeño país, un hogar al que puedan regresar”. «Todas las actividades que hicimos fueron de acuerdo a las necesidades de la comunidad, teníamos una visión, pero nos adaptamos a lo que los migrantes sienten que necesitan» añade.

Un sistema patriarcal

A través de su proyecto, Razan trató de comunicarse con organizaciones que trabajan con migrantes y refugiados, pero se enfrentó a un problema, un sistema que describe como patriarcal. “Las instituciones y organizaciones brindan servicios a las personas y no a las organizaciones dirigidas por refugiados y migrantes, que no reciben ninguna atención”, explica. “Traté de contactarlos para que adoptaran nuestras iniciativas y brindaran un poco de apoyo, pero no hubo consenso, solo una organización holandesa dirigida por migrantes ayudó en las iniciativas que estamos realizando”, continua.

La asociación enfrentó muchos obstáculos, el mayor de los cuales fue la burocracia. “El sistema en este país no está diseñado para apoyar estas iniciativas, ni para ayudar a los inmigrantes, el idioma es complicado, el sistema contable es muy difícil. Hasta que pude encontrar un contable que me ayudara con las finanzas, tomó más de un año. Tuve que pagar de mi bolsillo para que todo funcionara” afirma. «Debido a las dificultades que enfrentamos, lo que pudimos lograr en dos años y medio, lo podríamos haber logrado en menos de un año», explica.

Razan tiene una visión diferente sobre las organizaciones que trabajan con migrantes. “Las organizaciones y muchos de sus miembros optaron por trabajar en el campo de la migración, porque les afectaba y sentían lástima por los migrantes, y otro aspecto es que hay una gran financiación por parte de la Unión Europea en este ámbito, es un sector de servicios que asegura trabajos, pero los migrantes que son atendidos en estos trabajos, no tienen acceso a ellos, esta es la guerra que decidí pelear, la guerra de la representación” dice al respecto. 

Las cosas van para mejor

Las cosas van mejor ahora. Hay un grupo de trabajo para Kudwa y está en el mapa a nivel local en Barcelona. La asociación está tratando de llegar a los políticos para poder cambiar las regulaciones sobre inmigrantes a nivel local, y ya ha podido obtener fondos para hacer campaña a favor del cambio de sistema.

El logro más destacado de la asociación hasta el momento es construir una comunidad que disfrute de buenas relaciones entre sus miembros, que tengan valores y prioridades en la vida. Conectarse entre sí a nivel personal, no solo comercial, donde se construyen relaciones reales y saludables. “Dentro de esta comunidad hay todo lo que necesitamos, las personas pueden ayudarse entre sí”, cuenta.

Razan lleva casi cinco años en España y cada día se desarrolla y progresa hacia su objetivo de ayudar a los migrantes, especialmente a las mujeres como ella. A pesar de las barreras que encuentra, continúa tratando de superarlas y adquiriendo nuevas experiencias. Una de ellas es su presencia en el grupo de consultores de la Comisión Europea para Asuntos Migratorios, ella lo describe como formal y no sabe si los consejos que brindan tienen un impacto a nivel político o no.

La joven sigue muy enérgica y se siente orgullosa de la comunidad que ayudó a establecer como un pequeño hogar para migrantes. “Creo que es un instinto que tengo, me siento más fuerte cuando defiendo los derechos de los demás, si es para mí, tal vez defiendo y tal vez no, pero si son los derechos de los demás, los defiendo más”, termina la joven.

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Ayham Al Sati

درس الأدب العربي في جامعة دمشق. منذ بداية الحرب في سوريا، عمل كمراسل وكذلك في قطاع التعليم مع العديد من المنظمات الإنسانية. يعيش في إسبانيا منذ منتصف عام 2019 ، حيث يعمل صحفياً ومحرراً في مجلة بيننا. Estudió Literatura Árabe en la Universidad de Damasco. Desde el inicio de la guerra en Siria, ha trabajado como reportero y también en el sector educativo con varias organizaciones humanitarias. Vive en España desde mediados de 2019, donde es profesor de árabe, y periodista y editor en Baynana.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا