fbpx
ENTREVISTASPOLÍTICA

“El pueblo iraní se ha levantado y no hay marcha atrás”

“Mahsa Amini ha sido la bandera de las protestas en Irán, pero la causa comenzó hace más de cuarenta y tres años”

Las protestas populares en Irán duran ya más de 40 días. “Mujer, Vida, Libertad” y “Muerte al dictador” son los lemas con los que detonaban las manifestaciones el 16 de septiembre, en respuesta al asesinato de la joven (Mahsa Amini, 22 años) tres días después de su detención por la policía de la moral, con el pretexto de no llevar el velo correctamente. 

Las autoridades iraníes respondieron a las manifestaciones pacíficas con violencia. Según la Organización para los Derechos Humanos en Irán, con sede en Noruega, las autoridades han asesinado hasta ahora al menos a 253 ciudadanos iraníes, incluidos 34 niños y 19 mujeres.

Para hablar de lo que está pasando hoy en Irán y otros motivos de las protestas allí, Baynana ha hablado con la activista iraní Nilúfar Saberi, residente en España, que defiende los derechos humanos en su país. Llegó a España a los 14 años con sus padres, que huyeron de Irán temiendo por la vida de su padre tras la llegada al poder de Khamenei. 

¿Hasta dónde llegaron las protestas de hoy en Irán? Se sabe que la causa directa de las protestas fue el asesinato de la joven Mahsa Amini ِِِِPero, ¿hay otras razones?

Las protestas en Irán hoy se han convertido en una revolución. La joven Mahsa ha sido la bandera de las protestas a mediados de septiembre, pero la causa de la revolución -lo que está ocurriendo en las últimas semanas- son los cuarenta y tres años de indecencia insoportable por la que han pasado los iraníes: las autoridades islamistas de Irán. Esto no ha sido de un día para otro. Llevamos cuarenta y tres años protestando, siendo encarcelados para sufrir violaciones, morir bajo tortura o ser ejecutados.

Ya ha llegado el momento. El pueblo se ha levantado y no hay marcha atrás, porque ya se ha convertido en una revolución. En gran parte, gracias a la globalización de la información de Internet; porque ahora con un móvil, puedes leer lo que está pasando, la barbarie que está sufriendo el pueblo. Y lo pueden mandar fuera para que lo vea el mundo entero. 

Y aún así niegan lo que está pasando. Aún teniendo las imágenes de las palizas, de los disparos en la calle a los manifestantes, de los gases lacrimógenos que disparan en escuelas infantiles… todo eso está grabado, documentado, y aún así lo niegan. 

Niegan que la gente haya muerto en manifestaciones a manos de elementos del Gobierno. Dicen que son unos infiltrados que manda el enemigo.Y cuando dice el enemigo, siempre se refiere a Estados Unidos, para crear discordia en el pueblo iraní.

 El activista iraní Nilúfar Saberi en la Plaza de Gran Vía, Madrid. Okba Mohamaad

¿Es el movimiento popular en Irán hoy diferente de los movimientos populares anteriores? ¿Y es diferente también la respuesta de las autoridades?

Es diferente porque podemos sacar información. Antes no se podía sacar información fuera de Irán. Estamos contando con el apoyo internacional de los pueblos, que no de sus gobiernos. 

Es diferente esta vez porque es la primera vez que de manera masiva se ha unificado la oposición en el exterior. Somos millones de iraníes exiliados al unísono con los iraníes de dentro. Estamos luchando indistintamente de las ideologías de cada cual. Estamos en el mismo bando. Es la primera vez que se da eso, es la primera vez que la revolución ha empezado con tintes feministas. Han sido las mujeres las que nos hemos levantado y los hombres nos han apoyado. Una cosa ha llevado a la otra y hombro con hombro, estamos llevando adelante esta revolución. Es la primera vez que ya no se tiene miedo a morir; porque la juventud, que es la mayoría de la población, prefiere morir que seguir viviendo como han vivido sus padres.

¿Cuáles son los componentes del movimiento en la calle iraní hoy?

Los componentes son movimientos espontáneos. No hay ningún líder, no hay ningún organismo ni estructura. La gente aprende sobre la marcha para evitar más muertos.

En vez de convocar grandes manifestaciones, ya que Internet está prácticamente cortado, lo que hacen es hacerlo en varios puntos de la misma ciudad. Así, de esta manera, facilitan su propia huida cuando se ven bloqueados por la fuerzas de seguridad.

Otras acciones de la población civil pasan por escribir eslóganes en las paredes, cambiar los nombres de las calles o rebautizar parques con el nombre de Mahsa Amini.

También rompen los postes publicitarios del líder de propaganda islamista que recubren toda la ciudad, queman la bandera de la República, cantan canciones revolucionarias, sobre todo una de Servín -convertida en himno de la revolucion- o escolares que rompen las fotos de Khamenei que vienen en sus libros.

¿La participación de las mujeres en las manifestaciones esta vez es diferente a su participación en protestas anteriores en el país?

Sí, la participación de las mujeres en las manifestaciones es diferente esta vez. Las mujeres somos las protagonistas y los hombres nos han seguido. Esta vez, la mujer es la líder de la revolución. El lema «mujer, vida, libertad» empieza con la palabra mujer, ya que es la protagonista de la revolución que está teniendo lugar en Irán.

¿Cómo es el trabajo de las organizaciones de derechos humanos en Irán durante las protestas y cómo fue antes de ellas? 

En Irán, protestar en general se considera atentar contra la seguridad del estado. Hasta los activistas del medio ambiente están en la cárcel. Los sindicalistas de educación, por ejemplo, llevan meses y meses sin cobrar. Si reclaman su sueldo, se les considera elementos desestabilizadores de la Seguridad del Estado y se les encarcela. 

No existe una estructura de protección de derechos como tal. Tienen algunos organismos islamistas, pero contrarios a la dignidad del ser humano y de la dignidad de la mujer, especialmente.

Lo que hacemos aquí, protestar en la calle, no está permitido. Por ejemplo, salieron los abogados a protestar por los detenidos en las protestas, ya que se ha violado su derecho constitucional a manifestarse. ¿Qué ha pasado? Han detenido a los abogados.

Los organismos de Derechos Humanos calculan que más de 250 personas han muerto en Irán, de los cuales 35 son menores. Hay más de 13.309 detenidos y detenidas, 13.000 metidos en una prisión que ya estaba saturada, o sea, que la gente está en vertical en la celda. Son 13.000 personas detenidas solo en estas seis semanas, la cifra es más alta. Solo han identificado unas 2000 personas, el resto están sin identificar. Sabemos que de los identificados hay unos 214 universitarios y universitarias. Los intelectuales de Irán están ahora mismo en la cárcel.

¿Cómo es cubierto este movimiento por los medios locales, y quién está transmitiendo la verdadera imagen hoy desde allí?

En Irán, hay medios locales nada más y están bajo vigilancia estricta del líder supremo. Allí no hay prensa. Solo los periodistas afines al régimen y de la televisión y la radio oficial. No hay prensa ni hay medios de comunicación.

Por otro lado, todo el mundo que consigue grabar lo hace y lo envía fuera del país para publicarlo. Lo que está pasando en Irán lo sabemos gracias a su gente.

¿Cree que hay una similitud entre la respuesta de las autoridades iraníes a las protestas y la respuesta del régimen sirio a la revolución de 2011 en Siria?

Totalmente. Están utilizando el mismo diseño. La República Islámica de Irán quiere obligar a la población de alguna manera a convertir las protestas pacíficas en protestas violentas armadas para tener la excusa que tuvo Bashar Al Asaad en Siria. Quiere seguir exactamente el mismo patrón. Continuamente dicen a la población que si no cesan las protestas, el futuro de Irán será como Irak, Siria, Líbano… Esto es lo que asusta a la población continuamente y en eso tienen el mismo proceder los gobernantes de Irán con los gobernantes de Siria. 

Desde España, ¿qué estáis haciendo para Irán?

Desde España lo que estamos haciendo es manifestarnos en las calles y conceder todas las entrevistas que podemos. Estamos intentando contar lo que está pasando para dar voz y reunir firmas para que no reconozcan como legítimo a este régimen asesino. Son acciones que estamos haciendo todos los iraníes en el exilio.

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Ayham Al Sati

درس الأدب العربي في جامعة دمشق. منذ بداية الحرب في سوريا، عمل كمراسل وكذلك في قطاع التعليم مع العديد من المنظمات الإنسانية. يعيش في إسبانيا منذ منتصف عام 2019 ، حيث يعمل صحفياً ومحرراً في مجلة بيننا. Estudió Literatura Árabe en la Universidad de Damasco. Desde el inicio de la guerra en Siria, ha trabajado como reportero y también en el sector educativo con varias organizaciones humanitarias. Vive en España desde mediados de 2019, donde es profesor de árabe, y periodista y editor en Baynana.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا