fbpx
DERECHOSINICIOPOLÍTICA

Retornar al origen: la historia de Huda

Huda Emad es una joven jiennense de origen palestino que vio truncado su futuro tras una visita a su país de origen, Palestina. Un cierre de fronteras transformó su vida para siempre, al verse obligada, repentinamente, a cambiar su plan de estudios en Granada por una vida muy diferente en Gaza, donde actualmente ejerce de periodista de guerra.

La incertidumbre por el camino a seguir es uno de los dilemas que invade a la mayoría de jóvenes una vez acabada la enseñanza obligatoria. Sin embargo, esta inquietud se vio acrecentada para Huda Emad, una joven linarense de origen palestino que se vio obligada a cambiar sus planes de futuro. 

Huda nació en Linares, Jaén, lugar donde sus padres se instalaron tras varios años fuera de Palestina. La joven vivió en esta ciudad hasta 2016, año en el que iba a comenzar su etapa universitaria en Granada. En el verano de este año, Huda y su familia, exceptuando su padre, viajaron a Gaza para reunirse con sus familiares durante las vacaciones escolares. 

El 4 de julio de 2016 el gobierno egipcio cerró el paso fronterizo de Rafá, dejando encerrados a los gazacíes, entre ellos Huda y su familia. A pesar de tener nacionalidad española, las autoridades le prohibieron salir por poseer también la nacionalidad palestina.

Choque de culturas

Sin tenerlo previsto, la joven jiennense tuvo que dar un giro de 180º a su proyecto de vida. Después de unos meses de una dura incertidumbre e impotencia por ver que su futuro se truncaba mientras todos sus amigos disfrutaban del comienzo de la etapa universitaria, Huda entendió que le esperaba un tiempo en Gaza. Decidió matricularse en el Grado de Filología Inglesa en Gaza. A pesar de que fue un empujón de autoestima comenzar la carrera universitaria, la palestina tuvo que afrontar las complicaciones derivadas del idioma o del cambio cultural. “Dentro de mi familia he notado el choque de culturas, no he sentido racismo a nivel de sentirme mal, pero si contraste de culturas”, afirma.

Huda, que ha crecido en España rodeada de la cultura y formas de vida de la sociedad occidental, tuvo que acostumbrarse a unas nuevas normas sociales en un corto periodo de tiempo. “Al principio lo pasé mal, fue muy duro verme sola sin mis padres. Yo escuchaba esta cultura y la veía, pero nunca la había vivido tan de cerca”. “Aquí hay mujeres que no salen solas y a mí siempre me decían que me llevara a alguien y a mí eso me dejó en shock, me costó mucho acostumbrarme, pero después de unos años he entendido que no es con ninguna mala intención, solo es su cultura”, cuenta la palestina.

Ahora, tras varios años viviendo en Gaza, Huda está adaptada completamente a la cultura árabe. No fue fácil al principio, pero asegura que ha conseguido sentirse una más en su país de origen. Además, afirma que las costumbres van evolucionando y, por ejemplo, en el caso de la mujer, cada vez se puede apreciar una sociedad más avanzada en Palestina. “Yo aquí he decidido llevar el pañuelo más que nada por no sentirme tan expuesta, al principio todos me miraban, incluso me tiraban del pelo. Sin embargo, cada año es más normal ver a chicas sin pañuelo, trabajando… todo es mucho más liberal.”

Durante su infancia en España, aunque recalca que fue muy feliz, también sufrió episodios de racismo a pesar de ser española. “Donde más sufrí fue en el colegio, me llegaban a llamar mora y yo no soy de Marruecos”, recuerda. “Mis padres siempre me apoyaron y me hicieron sentir siempre mejor que quienes se metían conmigo y nunca inferior”.

PERIODISMO DE GUERRA EN PALESTINA

Una vez acabado el grado universitario, Huda comenzó a trabajar con Médicos Del Mundo como traductora, una experiencia inolvidable para ella. “Sentí que empezaba a realizarme, que no había perdido mi futuro”, cuenta. Más tarde, ha podido desarrollarse como reportera para el medio hispanohablante iraní HispanTV, con el que trabaja hasta día de hoy de forma intermitente. La palestina comenzó cubriendo uno de los múltiples bombardeos en Gaza por parte del Gobierno israelí. Sin haber estudiado periodismo y sin previa experiencia, Huda se convirtió en una reportera de guerra profesional. “No sabía nada de periodismo, nunca había estado expuesta, no sabía cuál era el trabajo del periodista. Al principio no me sentí preparada, pero quería sentirme realizada y mis compañeros me ayudaron en todo momento.” Después de su vivencia personal y su experiencia como periodista, la joven afirma: “Lo que pasa en Oriente, Occidente no le presta atención, sobre todo en Gaza”.

Hoda Emad mientras practicaba su trabajo periodístico en la Franja de Gaza. imagen cedida

REGRESO A ESPAÑA

En 2019, Huda consiguió volver a España con ayuda de familiares que hicieron llegar su nombre a la frontera. “En este país, si no tienes a alguien que ayude a gestionar trámites, es muy difícil”. La jiennense pudo disfrutar de siete meses en su ciudad natal, después de dos años sin ver a su familia. Pasado este tiempo, Huda se volvió a Gaza acompañada de su madre y sus hermanos pequeños. Una vez allí, la pandemia volvió a cerrar la frontera y su familia revivió de nuevo el encierro en el país árabe. Su hermana, al igual que Huda, se vio obligada a cambiar sus planes de futuro, una decisión muy complicada para ella, pero que finalmente le llevó a estudiar la carrera de Enfermería en Gaza.

UN PLAN DE FUTURO

Hoy, ambas hermanas continúan en Palestina estudiando, ganándose la vida y pensando en un nuevo futuro que construir. Al igual que la gran mayoría de jóvenes, ellas están dispuestas a moverse a cualquier parte en busca de un oficio. Después de seis años fuera de España, Huda confiesa que no sabe con certeza si quiere volver, quedarse o ir a un lugar nuevo. “Me quedaré aquí si hay posibilidad de trabajo, si no, es muy difícil. Aquí los salarios son muy bajos y el precio de la vivienda y la comida es mucho más alto que en Linares, por ejemplo. El español está creciendo mucho aquí y estoy teniendo bastantes ofertas para trabajar como traductora, profesora del idioma, etc.”, cuenta. Mi madre sí que querría volver a España, pero es muy difícil irte sabiendo que en cualquier momento puede haber un bombardeo y tus hijas están aquí”, confiesa.

Huda trabajando con Médicos del Mundo en un hospital de la franja de Gaza. imagen cedida

Huda ha demostrado ser una persona valiente, resolutiva y constante, ya que, sin esperarlo, tuvo que labrarse un futuro en un escenario complicado: para ella, por el gran choque que supone el cambio de país; para otros jóvenes palestinos, por la crueldad de los bombardeos que sufren constantemente y todos los obstáculos que deben salvar viviendo en un país asediado.

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا