fbpx
INICIOPOLÍTICA

Traer al fiscal general afgano con vida a España

En medio del caos tras la toma de control de los talibanes y la caída del gobierno, el fiscal general de Afganistán, Zabihullah Karimullah, consiguió huir a España. Esta es su historia.

Sarah MattalianFundación porCausa

Nadie era ajeno a la amenaza real y constante de una posible toma de control por parte de los talibanes. Cuando llegó el verano de 2021 ya era demasiado tarde. Por entonces, los talibanes habían logrado hacerse con el poder. Miles de civiles fueron asesinados. Los funcionarios del Gobierno afgano tomaron precauciones de seguridad para ellos mismos, escondiéndose y en muchos casos escapando del país, al igual que millones de personas, para salvarse del caos, las incursiones de las milicias talibanas, los tiroteos y la total falta de seguridad.

Millones de personas huyeron por la seguridad de ellos y sus familias. El Fiscal General de Afganistán, Zabihullah Karimullah, fue uno de ellos. Sucedió el domingo 22 de agosto de 2021. Aquel día Karimullah logró escapar tras una serie de eventos que bien podrían inspirar una película de acción.

Karimullah recuerda que el día era soleado, casi cegador, con el sol cayendo a plomo sobre la ciudad de Kabul, donde había esperado escondido en secreto durante cuatro agonizantes días antes de recibir la llamada de salvación: un helicóptero estaba en camino para llevarlo hasta el aeropuerto sano y salvo.

“Pasó casi una semana desde el momento en que el gobierno colapsó y cayó ante los talibanes”, rememora el ex fiscal general. “Recuerdo que esos días fueron muy aterradores”.

El clima soleado no encajaba con el miedo que él y su familia sintieron aquellos días. “Había una completa incertidumbre sobre el futuro del país y lo conseguido en 20 años”, explica. “Nos íbamos con emociones muy tristes, dejando a todos nuestros familiares entre la incertidumbre y un régimen brutal que no tiene piedad”.

Fue aquel día de agosto cuando Karimullah huyó de Afganistán para protegerse a sí mismo y a su familia. Como fiscal general, corría el riesgo de sufrir daños por parte de los talibanes, que se apoderaron del Gobierno afgano el 15 de agosto de 2021. Ese día, los talibanes liberaron a miles de delincuentes de las cárceles de todo el país, una práctica que continuó hasta el presente.

Como fiscal general, Karimullah había procesado a muchos de ellos, lo que le convertía en un objetivo prioritario para las milicias talibanas. Esa gran amenaza a su seguridad, además de la huida del presidente afgano aquel 15 de agosto, convencieron a Karimullah de que no tenía alternativa: huir o morir. Decidió huir.

Zabihullah Karimullah en la Fiscalía General de España. © Fiscalía General del Afganistán.

La única forma de evacuar a Karimullah de su casa de forma segura y llevarlo hasta el aeropuerto a bordo de un helicóptero. El fiscal afgano recibió una llamada de la Embajada española confirmando que la aeronave estaba en camino. Respiró aliviado. España era un destino ideal para él: en 2017 había pasado un año en Barcelona, mientras trabajaba para una misión de Naciones Unidas, y había logrado hacer buenas amistades y establecer relación con muchos profesionales.

Entre las personas a las que conoció durante sus días en la Ciudad Condal estaba Dolores Delgado, por entonces diputada socialista. Delgado fue nombrada Ministra de Justicia en 2018 y desde principios de 2020 es Fiscal General del Estado. Karimullah también hizo amistad con el equipo de 14Lawyers, una organización de abogados comprometidos con la defensa de los derechos humanos y las libertades civiles que presta apoyo y protección a juristas, activistas y otras personas de medio mundo. El trabajo de 14Lawyers, y en especial el de su cofundador, Ignacio Rodríguez, fue clave para que Karimullah pudiera salir de Afganistán.

Siendo el fiscal más importante de Afganistán, Karimullah estaba muy expuesto al conflicto entre el gobierno y los talibanes, al menos desde la llegada del Ejército estadounidense y el estallido de la guerra en 2001. Millones de civiles se vieron desplazadas por la fuerza debido a la guerra. Las mujeres en particular fueron las más perjudicadas, ya que bajo las órdenes de los talibanes no se les permite conducir, ir a la escuela o trabajar, entre otras medidas que revierten de forma directa la mayoría de sus derechos.

“El reporte identificó un aumento especialmente brusco en los muertos y heridos desde mayo, cuando el contingente militar extranjero empezó a retirarse del país y se intensificaron los combates ante la ofensiva talibán”, señala la ONU. 

“Fue muy difícil dejar el país (…) Después de graduarme [en Derecho], teníamos muchas esperanzas y sueños para reconstruir nuestro país”, recuerda Karimullah. No imaginaba que un día se vería subido a un helicóptero en un operativo conjunto coordinado por la CIA y la Embajada española para llegar con vida al aeropuerto de Kabul. Una vez allí, embarcó en un avión militar español que le llevó hasta Dubai, capital de Emiratos Árabes Unidos. Desde allí subió a otra aeronave civil que le desplazó hasta Madrid, donde fue recibido por el embajador español para Afganistán y personal de la embajada y el Ejército, según cuenta el fiscal afgano. Apenas un día después de aterrizar, Karimullah se desplazó a León, donde permaneció hasta el pasado mes de enero.

“Fue uno de los momentos más tristes de mi vida”, recuerda Karimullah. Aquella era la segunda vez que se veía obligado a abandonar su país. Antes lo hizo siendo niño, con tan solo cinco años, durante la guerra entre la Unión Soviética y Afganistán (por entonces los talibanes recibían apoyo estadounidense). El paso del tiempo no cierra todas las heridas. El padre de Karimullah y un tío suyo fueron asesinados en aquella ocasión.

Dejar Afganistán otra vez hizo que Karimullah sintiera que estaba perdiendo todo nuevamente. “Mi casa, mi familia, la alegría y el orgullo de tener un país… Mirando desde la ventana del helicóptero militar sentía que la tristeza se apoderaba de todo el país”, afirma.

Mientras sobrevolaba Afganistán, Karimullah pensó en todas las promesas que había hecho a la población como Fiscal General y en cómo se rompieron sus palabras en cuestión de un instante.

“Todos los afganos perdieron el sueño de su vida, la sonrisa en su rostro, el futuro de sus hijos y el orgullo de tener un país. Ya sabía cómo se siente cuando pierdes tu país”, dice Karimullah, después de haber tenido el “sabor amargo” de haber sido un refugiado antes. “Era un sentimiento de desesperanza e impotencia, es un dolor que vive dentro de nosotros y nos llevará mucho tiempo recuperarnos de este dolor”.

Huir de Afganistán provocó una profunda sensación de angustia a Karimullah. Toda su vida había trabajado para hacer de su país un lugar mejor, que es lo que lo llevó a estudiar derecho. En los últimos años, Karimullah había sido testigo de cómo Afganistán se volvía más tolerante y progresista, creciendo constantemente a pesar de años y años de conflicto.

El día que los talibanes tomaron el poder, Karimullah vio cómo todo eso se derrumbaba. “En ese momento, me iba del país y veía que se nos quitaban todos nuestros sueños (…) veía que el país iba a parar a manos de un grupo que no sabe nada sobre gobernabilidad, que no sabe nada sobre el estado de derecho y no respeta nada”.

Los derechos de la mujer fueron una preocupación particular para Karimullah. Como Fiscal General entendía que ninguna nación puede mejorar si las mujeres y las niñas no pueden hacer cosas tan básicas como conducir o ir a la escuela. La realidad hoy en Afganistán queda muy lejos del país por el que trabajó tan duro.

Zabihullah Karimullah con compañeros del Consejo General de la Abogacía Española. © Zabihullah Karimullah

La fuga de Karimullah fue posible gracias a la ayuda de Rodríguez, de 14Lawyers. “Sabíamos que [los talibanes] lo estaban buscando y lo teníamos que estar trasladando de casa en casa. Estaban pisándole los talones. Cada vez que llegaba a una casa teníamos 24 horas, luego lo movíamos y al día siguiente llegaban los talibanes a esa casa”, recuerda este abogado español.

Hubo momentos de mucha angustia. “La verdad es que hay desapariciones, hay gente que es torturada, hay gente que ha sido asesinada y de esto apenas sabemos”, expresa Rodríguez al ser preguntado por su experiencia con Afganistán.

Rodríguez ha estado involucrado en múltiples operaciones en los que él y otras personas ayudaron a refugiados a venir a España. Por lo delicado del caso, Rodríguez solo estuvo involucrado con otras dos personas para ayudar a Karimullah: la actual presidenta de la Unión Fiscal Progresista, Inés Herrero, y el abogado Baltasar Garzón. Tanto Herrero como Garzón declinaron participar en este reportaje.

Según los testimonios de Karimullah y Rodríguez, la ayuda de Herrero y Garzón fue clave para conseguir ayuda por parte del Ejército de los Estados Unidos. Garzón, un exjuez que investigaba casos de terrorismo y otros trabajos complejos, aún conserva contactos con la inteligencia estadounidense –la CIA declina responder para este reportaje–. Rodríguez, Herrero y Garzón lucharon para que un equipo de extracción estadounidense localizara a Karimullah y lo sacara de su hogar y fuera de Afganistán con vida. El estrés era inimaginable, explica Rodríguez. También hubo momentos de duda en los que no estaban seguros de si el jefe de los fiscales afganos saldría con vida.

“Finalmente, después de cuatro días y varios intentos fallidos, nos llamaron diciendo que llegaba un helicóptero con fuerzas especiales, que llevarían a Karimullah directamente al aeropuerto [de Kabul] y de ahí saldría con los aviones”, dijo Rodríguez.

Zabihullah Karimullah en la oficina del Fiscal General de España. © Oficina del Fiscal General de Afganistan

Karimullah y Rodríguez habían establecido relación en Barcelona años atrás, en 2017. Fue la misma época en la que Karimullah conoció a Dolores Delgado, Fiscal General del Estado que también prestó su apoyo a su homólogo afgano. Delgado ha expresado varias veces en público su “apoyo y solidaridad ante tan grave situación y su preocupación por la salvaguarda de los derechos humanos, en especial de las mujeres y niñas y de otras personas y colectivos en riesgo de sufrir persecución, y en particular de quienes operaban en el sistema de justicia Afganas, mujeres jueces, fiscales y abogadas”. La Fiscal General Delgado no participa en este reportaje debido a razones de agenda, pero sí facilita a Baynana varios comunicados sobre el Fiscal General afgano.

Karimullah ahora respira más tranquilo, pero su pensamiento sigue en Afganistán, con su familia. El que fuera fiscal jefe de Afganistán está muy agradecido por toda la ayuda que recibió de Delgado, de 14Lawyers y de otras personas para llegar hasta España y salvar su vida. Sin embargo, la realidad que encontró aquí está plagada de dificultades, sobre todo para conseguir trabajo y establecerse. Aunque se le proporcionó una casa y un pequeño fondo para subsistir, el fiscal afgano no ha sido capaz de conseguir papeles para poder trabajar.

“La verdad es que no estaba todo lo cómodo que quería”, reconoce Karimullah. “Habían pasado casi ocho meses y todavía no tenía los papeles”, señala. En parte debido a esta situación, Karimullah decidió mudarse a Nueva Zelanda, donde le ha resultado mucho más fácil obtener documentos de trabajo y continuar su carrera como jurista. Según cuenta, en España no veía posibilidades para seguir ejerciendo el derecho, así que decidió seguir los consejos de sus colegas y probar suerte en Nueva Zelanda. Karimullah salió de España el pasado 9 de enero.

Ahora está a salvo, pero aún así, Karimullah experimenta el dolor de ver a su país bajo el régimen brutal de los talibanes. “La parte más difícil fue que perdimos nuestro sueño de una sociedad estable, democrática y justa donde todos disfruten de los mismos derechos”, explica el fiscal afgano.

Aunque no pudo traer a los miembros de su familia con él, Karimullah se comunica todo el tiempo con ellos a través de WhatsApp. “No puedo pasar un solo día sin hablar con ellos”.

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا
Botón volver arriba