fbpx
DERECHOSINICIOPOLÍTICAREPORTAJES

La nueva ruta migratoria hacia Europa sigue dejando víctimas

Como sucedió en 2015, los países europeos viven una nueva oleada de inmigración y búsqueda de asilo por parte de los países de Oriente Medio. Se trata de un viaje lleno de peligros y desafíos a los que los nuevos migrantes deben enfrentarse y en el que muchos de ellos pierden su vida. Por su parte, debido a su complicidad, muchos gobiernos tanto de Oriente Medio como de Europa se han convertido en partícipes de estas muertes.

Traducido por : Sofía Domínguez


Las crisis y las guerras empujan a muchos ciudadanos de todo el mundo, especialmente de los países del Medio
Oriente, a un viaje de migración para buscar asilo. Un refugio seguro y, quizá, una vida mejor. Este es el caso de países como Siria, Iraq, Yemen, Sudán y Afganistán entre otros. Lo afirma Lama, directora de Moghamron Official (aventureros sin fronteras), una organización humanitaria, social y sin ánimo de lucro. Se encarga de proporcionar información, orientación y directrices a los migrantes para llegar a Europa sin la necesidad de recurrir a contrabandistas y traficantes de personas. “La mayoría de los migrantes a los que ayudamos son sirios, iraquíes, yemeníes y un pequeño porcentaje de palestinos y sudaneses”, dice Lama.

Esta organización trabaja mediante el uso de redes sociales como Facebook o Telegram para la planificación inicial y la comunicación con los grupos que van a emprender el viaje a Europa. Cada grupo cuenta con un supervisor que los dirige y los guía para que sigan el camino adecuado y menos peligroso. A través de Google Maps y mediante una continua comunicación. Las rutas a menudo son diferentes. Debido a experiencias previas de otros grupos, y las dificultades a las que se han enfrentado y que han llevado a marcar y señalizar algunas zonas como peligrosas. Con el fin de evitarlas en futuros viajes.

“Los datos se actualizan periódicamente. A todos los grupos se les notifican los peligros a los que pueden llegar a enfrentarse, pero muchos de ellos ni siquiera responden. Quieren hacer su viaje a pesar de conocer dichos peligros y seguir adelante sin ningún tipo de orientación o dirección por nuestra parte. Esto es una prueba de que las circunstancias que han vivido son mucho peores que la propia muerte y por eso ya nada les importa”, comenta Lama.

Los sirios encabezan la situación

La crisis siria cumple su décimo año. La comunidad internacional no ha conseguido llegar a ningún acuerdo que satisfaga a todas las partes. Todas las maniobras e iniciativas políticas lanzadas desde el comienzo de la revolución siria han fracasado. “El número de muertos confirmados en Siria alcanza los 350.000, pero el número real es mucho mayor”, dice Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos en las Naciones Unidas. Esto indica la magnitud de la tragedia, además de un deterioro de la situación económica y una falta de necesidades básicas. Factores que ya empujaron a muchos sirios a emigrar en años anteriores y que recientemente los sitúa a la cabeza de estas nuevas migraciones. Pero, ¿Qué es lo que los impulsa a ello?

Basil al-Awdat, un joven de 25 años proveniente del sur de Siria, es un ejemplo de ello. “El 90% de mis compañeros y familiares abandonaron Siria. Ahora, en la zona en la que vivo no hay jóvenes, no hay nada por lo que merezca la pena quedarse. El futuro está perdido y faltan cosas básicas como la sanidad, la educación y alimentos. Todo esto sumado a la pobreza, el hambre, la falta de oportunidades laborales y los inminentes peligros que nos rodean. Hay muchos que han sido asesinados y ni siquiera se sabe quién lo ha hecho”, se lamenta.

Basil tomó la decisión de abandonar Siria sin intención de regresar. Para ello siguió rutas de contrabando desde el sur hacia el norte de Siria en mayo de 2021. Afirma que los que trabajan en dichas rutas son milicias y bandas de tráfico de personas que obtienen grandes sumas de dinero. Declara también que él y otros muchos habían sido víctimas de numerosos abusos por parte de la Guardia Fronteriza de Turquía. Esta los golpeaba mientras trataban de cruzar la frontera.

Basil afirma que quedarse en Turquía era imposible porque no tenía los papeles legales y era amenazado con la deportación a Siria en cualquier momento. Por ello, el 1 de agosto de 2021 emprendió su viaje a Grecia acompañado de un grupo de sirios. Con la ayuda de Moghamron Official consiguieron cruzar, llegar a Grecia y más tarde a Alemania, pasando por muchos países europeos. El coste total fue de 2.700 €. El viaje a pie duró dos meses. 20 días de los cuales fueron dentro del territorio griego. Debido a las dificultades de sus carreteras y al acoso por parte de la seguridad.

Una foto de jóvenes sirios reunidos en una de las montañas de Grecia, con Basil detrás de la selfie.

“Fue uno de los viajes más difíciles de mi vida. Nos vimos obligados a soportar el hambre y la sed y a enfrentarnos a numerosos peligros en las montañas, valles y bosques que podían costarnos la vida. Muchos de mis compañeros resultaron heridos y hubo casos de intoxicación. A pesar de todo, al final llegamos a salvo”, cuenta también Basil.

¿Cuál es el destino?

Actualmente los migrantes toman muchas rutas internacionales hacia Europa. Las más habituales son Turquía – Grecia, Libia – Italia, Marruecos – Islas Canarias (España), y últimamente también Bielorrusia. La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) desveló que el número de refugiados que entraron ilegalmente en la Unión Europea a través de los Balcanes casi se había duplicado desde principios de 2021, en comparación con el año anterior. Se descubrieron 22.600 migrantes. Procedentes mayoritariamente de Siria y Afganistán, ingresaron de manera ilegal en la UE a través de los Balcanes entre enero y junio de 2021. Ello supone una subida del 90% con respecto al 2020.

Lama señala que, según las estadísticas de Aventureros sin Fronteras, el número de migrantes alcanzó los 4.000 desde enero hasta agosto de 2021. Así contando solo los que entraron con su ayuda.

Víctimas de la migración, ¿quiénes son los responsables de su muerte?

El flujo de nuevos migrantes continúa hacia numerosos países del mundo. Muchos de ellos consiguen llegar a su destino pero otros tantos mueren durante el viaje. El periódico español El País, en uno de sus artículos sobre las víctimas de las migraciones, describió el 2021 como “el año más letal”. Se preguntaba, ¿quién está detrás de esto?

Las rutas ilegales de contrabando y tráfico de personas constituyen la causa principal de un gran número de víctimas entre los migrantes. Los explotan y trafican con ellos para conseguir grandes sumas de dinero. Muchos pierden su vida, especialmente en el mar, más peligroso que las rutas terrestres, ya que los viajes se realizan en pequeñas embarcaciones viejas que transportan a un gran número de personas a bordo. Los traficantes normalmente huyen abandonando a los migrantes a su suerte en alta mar.

A pesar del elevado número de muertes en el mar, muchos migrantes mueren de igual manera en las rutas terrestres. Es el caso de una mujer iraquí que murió a causa del frío en la frontera entre Bielorrusia y Polonia.

Ammar al-Zayed, periodista sirio residente en Turquía desde el 2019, nos cuenta que decidió salir de Turquía hacia Grecia con la intención de llegar a Europa, debido a la opresión que sufrían los sirios en el territorio turco. Le obligó a tomar la decisión de migrar aun siendo consciente de los peligros que suponía. Su viaje empezó el 25 de agosto desde Estambul hasta el río Evros (frontera entre Turquía y Grecia). Tras cruzarlo en un pequeño bote de goma, él y un grupo de jóvenes de diferentes nacionalidades que le acompañaba llegaron a tierras griegas.

El periodista sirio Ammar al-Zayed

Explica también que las dificultades comenzaban al llegar a la parte griega debido a los puntos de control y a las patrullas militares organizadas por el ejército griego. Después de cruzar la zona de dichos controles pudieron penetrar en sus territorios caminando por montañas y valles durante 10 días sin descanso.

“Cuando nuestros dispositivos móviles se estropearon se nos cortó la comunicación con el traficante. Caminábamos a través de densos bosques, estábamos aislados del mundo y se nos habían acabado la comida y el agua”. Después de haber perdido un día entero siguieron caminando hasta que llegaron a una zona poblada en la que fueron detenidos por los comandos griegos. “Nos quitaron todas nuestras pertenencias, incluso la ropa, nos insultaron y nos golpearon con las armas. Las palizas fueron más brutales para las personas negras y las de origen afgano, que recibieron un trato racista y más violento que el resto de migrantes”, cuenta Ammar. “Teníamos heridas y contusiones. Nos llevaron a una cárcel que parecía una jaula para animales, estaba sucia, llena de bichos y tenía un olor repugnante. Pasamos allí varios días”, describe y añade que también les privaron de comida y agua durante dos días.

Ammar les explicó que era de origen sirio y que trabajaba como periodista pero la respuesta que recibió fue “eso no te va a librar de nada” y, tras unos días en la cárcel, fueron deportados a Turquía a la fuerza.

La política de algunos países los convierte en cómplices

La política de algunos países constituye una amenaza para los migrantes e incrementa su sufrimiento. Un ejemplo de ello es el Gobierno libio que pone en práctica muchas medidas arbitrarias contra los migrantes detenidos en sus cárceles, además de otros muchos abusos. Otro ejemplo es la expulsión de los refugiados por parte del Gobierno danés. Por ello, Amnistía Internacional ha acusado a muchos de los países europeos de ser cómplices en la lucha contra los migrantes frente a las costas libias y ha dicho que los líderes europeos deben actuar de manera urgente para corregir el sistema que impide que los países ayuden a los migrantes y refugiados que se encuentran en peligro en altamar.

Recientemente se están formulando también acusaciones contra el gobierno de Bielorrusia. Según un artículo de “Polskie Radio “la operación de apertura de las carreteras a los refugiados, implementada por Bielorrusia y apoyada por Rusia, tiene como objetivo desestabilizar a los países de Europa central y de la Unión Europea”.

En el contexto de las acusaciones de violación de las leyes y los derechos humanos, la organización Human Rights Watch también señala en su artículo que Turquía no cumple con los criterios de la Unión Europea, entre los que se incluye el principio de no deportación forzosa, para ser un país seguro al que devolver a los solicitantes de asilo. Agrega también que de hecho Turquía llevó a cabo la deportación de cientos de sirios de sus ciudades. Esto hace que las personas deportadas a Grecia sean vulnerables a un retorno forzoso a Siria.

Además, Human Rights Watch ha expuesto los abusos que han sufrido los migrantes por parte de las fuerzas de seguridad griegas. Por otro lado, según un artículo del periódico británico The Guardian, la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) ha sido acusada de hacer la vista gorda respecto a las operaciones contra los migrantes.

La «la migración forzosa e ilegal» y las rutas migratorias inseguras de las que se aprovechan los traficantes representa una pesadilla constante para muchos países del mundo debido a la ausencia de soluciones radicales para este espinoso asunto, ya que el trabajo por parte de algunas organizaciones del ámbito humanitario se limita a reducir las violaciones y a combatir el tráfico de personas. Por ello todo esto suscita la siguiente pregunta: ¿Cuánto tiempo va a continuar esta tragedia y cuál es la solución?

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Moussa Al Jamaat

Periodista sirio residente en Madrid desde 2019. Empezó a estudiar Informática en la Universidad de Damasco (campus de Daraa), pero abandonó sus estudios por la erupción del conflicto en Siria. Entre 2011 y 2019 trabajó como reportero y fotógrafo para agencias de noticias locales. Ahora trabaja como reportero, fotógrafo y se encarga de la web de Baynana. كانب/ مصور /مصمم صحفي سوري مقيم في مدريد منذ عام 2019. بدأ دراسة علوم الكمبيوتر في جامعة دمشق (فرع درعا) ، لكنه تخلى عن دراسته بسبب اندلاع الصراع في سوريا. بين عامي 2011 و 2019 عمل كمراسل ومصور لوكالات الأنباء المحلية. يعمل الآن كمراسل ومصور ومصمم ويدير موقع مجلة بيننا الإلكتروني.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا