fbpx
DERECHOSINICIOPOLÍTICAREPORTAJES

Refugiados de Ucrania y Siria: historias paralelas

Aunque lejanas en el espacio y el tiempo, las guerras de Ucrania y Siria tienen muchas similitudes. También las historias de Yulia y de Wasim, refugiados de ambos conflictos.

“De repente comienza la guerra y te cambia la vida”. Yulia Ukraine es una joven ucraniana de 34 años que acaba de llegar a España huyendo de la invasión rusa en su país. En Ucrania, esta madre soltera compraba, preparaba y vendía ropa de segunda mano para ganarse la vida. “La guerra empezó con las alarmas, y teníamos que bajar al sótano, de noche y de día”, cuenta. 

Su hijo Kirill, de 6 años, padece un trastorno del espectro autista. “Mi hijo empezó a asustarse, a tener miedo a la oscuridad, porque no podíamos prender las luces de noche para mantener el lugar seguro del bombardeo”, relata ella. El pequeño tenía una cita en el hospital tres días antes de que comenzara la guerra, pero esto lo cambió todo. 

Desde que Rusia inició su invasión en la mañana del 24 de febrero de 2022 hasta el 8 de abril, 1.766 personas han sido asesinadas según Naciones Unidas, incluyendo 284 mujeres y 67 niños. “Cuando hay una guerra que empieza automáticamente, con tanta rapidez, no puedes pensar. No sabes si lo que ves es un avión de Ryanair que pasa por Rumanía o un misil. De madrugada tienes que recoger a tu hijo y bajar al sótano», explica Yulia, “Entiendo que esto en Siria era mucho peor”.

 “El conflicto estaba lejos de nosotros, pero hoy lo vivimos cerca. La idea de que haya, desde ahora, una guerra continua en nuestro país es lamentable”, dice. 

Tampoco Wasim Ghazi imaginó jamás que habría una guerra en su país, Siria. Cuando estallaron las guerras en otros países como Irak y Palestina, sintió que eran conflictos lejanos. «No imaginamos que el pueblo sirio alcanzaría este grado de destrucción, dispersión y la catástrofe humanitaria”, dice, “Siempre sentí que estábamos a salvo en Siria, pero era la seguridad de los muertos».

Antes del estallido de la guerra , trabajaba en su país como profesor de lengua inglesa. «Después de que comenzaran las manifestaciones en donde vivía, y aumentó la tensión y los problemas de seguridad en Siria, la vida se detuvo y las puertas de la escuela donde trabajaba se cerraron. La guerra cambió mi vida y la vida de todas las personas a mi alrededor», dice.

Wassim Ghazi, refugiado sirio en España. Mohammad Shubat

Como Yulia, Ghazi se convirtió en refugiado. Llegó a España en 2014, tras un largo y duro viaje en el que atravesó Turquía. Hoy trabaja en Madrid en la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Si bien la destrucción causada por los bombardeos indiscriminados es similar en Ucrania y Siria, la guerra en Siria resalta no solo por la violencia, sino por su duración a lo largo de los años. Mas de 600.000 personas han muerto desde el comienzo del conflicto en Siria, de los cuales casi 7.000 personas, incluidos 2.030 niños, murieron debido a los bombardeos rusos desde 2015. Mientras que el país experimentó su mayor éxodo después de la intervención de Rusia en Europa en 2015. «El bombardeo ruso es un bombardeo sistemático. Estamos hablando de una potencia global que entró en guerra contra el pueblo sirio. El resultado fue destrucción, asesinato y desplazamiento de los sirios», confirma Ghazi.

Conflictos paralelos

“Estamos asombrados por la cantidad de similitudes”, dice Daniel Balson, director de incidencia para Europa y Asia Central en Amnistía Internacional, refiriéndose a las guerras de Siria y Ucrania. “Muchas de las consecuencias civiles que estamos documentando [en Ucrania] están siendo causadas por bombas no guiadas, no por armas dirigidas. Es imposible usar tales armas en áreas densamente urbanizadas y garantizar que ningún civil pierda la vida”.

Efectivamente, cuando comenzó la guerra rusa contra Ucrania, muchos sirios empezaron a comparar lo que estaba sucediendo allí con lo que sucedió y está sucediendo hoy en día en su país. Ghazi explica que el inicio de la invasión rusa a Ucrania desencadenó una conversación dolorosa, en la que muchos ciudadanos sirios se vieron en la posición de comparar la dinámica de ambas contiendas: “Hubo bombardeos sistemáticos en Siria, iguales a los que hoy se repiten en Ucrania, donde hubo un castigo colectivo. En Siria, al igual que en Ucrania, se atacan lugares vitales: panaderías, hospitales, barrios de civiles”.

En Ucrania, Rusia utiliza armas desde el aire y sus soldados avanzan sobre el terreno, una estrategia similar a la que usó para intervenir en Siria en 2015 del lado del régimen sirio. Con una excepción: en Siria el gobierno contaba además con las milicias sobre el terreno. Otra diferencia es que en Ucrania, Rusia comenzó sus operaciones militares para eliminar al régimen gobernante, mientras que en Siria llegó para instalar el régimen sirio que se tambaleaba bajo los golpes de la oposición. 

Obligados a huir

Según las últimas estadísticas de ACNUR, casi cuatro millones y medio de ciudadanos han salido de Ucrania huyendo de la guerra durante las últimas semanas desde la invasión rusa. Según la misma fuente, unos 13,4 millones de ciudadanos sirios necesitan ayuda humanitaria, 6,7 han sido desplazados internos de la guerra y 6,6 millones de sirios han sido desplazados más allá de las fronteras del país. De ellos, 5,5 millones viven como refugiados en países vecinos. 

Las personas que huyen de las guerras de Ucrania y Siria comparten muchas cosas. Ambos pueblos se ven obligados a huir de su tierra, aunque los caminos sean diferentes. Yulia tuvo que caminar solo 100 metros con su hijo para coger un coche que la llevó desde la frontera de Ucrania hasta España. Siente una gran simpatía hacia los ucranianos que permanecieron en el país bajo el bombardeo; también hacia los refugiados sirios, que huyeron por el mismo motivo, que es Rusia, pero viéndose obligados a recorrer largas distancias hasta llegar a los países que los acogen, porque no reciben acogida en los países colindantes.

La refugiada ucraniana eligió irse a Alemania, donde tiene una amiga que la ayudará, y confirma que puede haber oportunidades de trabajo y condiciones de asilo mejores que en España. En cuanto a Waseem Ghazi, ha elegido, a diferencia de miles de refugiados, quedarse en España. Se siente discriminado tras la decisión de España de conceder papeles de asilo a Ucrania en 24 horas, mientras que el estudio de su expediente y la concesión de asilo tardaron más de dos años y tres meses, a pesar de que huyó de Siria por la misma razón que los refugiados ucranianos. “Esto revela el racismo y la discriminación que la Unión Europea enfrenta contra los países del Oriente Medio”, opina.

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Ayham Al Sati

درس الأدب العربي في جامعة دمشق. منذ بداية الحرب في سوريا، عمل كمراسل وكذلك في قطاع التعليم مع العديد من المنظمات الإنسانية. يعيش في إسبانيا منذ منتصف عام 2019 ، حيث يعمل صحفياً ومحرراً في مجلة بيننا. Estudió Literatura Árabe en la Universidad de Damasco. Desde el inicio de la guerra en Siria, ha trabajado como reportero y también en el sector educativo con varias organizaciones humanitarias. Vive en España desde mediados de 2019, donde es profesor de árabe, y periodista y editor en Baynana.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا