fbpx
INICIOOPINIÓN

Ucrania y Siria: el mismo dolor

Bombardeos “en beneficio del pueblo”, manipulación y desplazamiento forzoso: Putin aplica en Ucrania el mismo método que en Siria.

Hace casi 3 años, mis compañeros y yo llegamos a España porque en Siria nuestra vida corría peligro. Ahora vemos las escenas de los aviones de combate rusos, su bombardeo en tierras ucranianas y la huida de civiles a los refugios, y sentimos un escalofrío que nos transporta al recuerdo traumático de la intervención militar rusa en Siria y la destrucción de hogares sobre las cabezas de sus residentes. Una realidad ante la que todos los países del mundo han hecho la vista gorda (ya han pasado 10 años desde que empezó la guerra en nuestro país), y han guardado silencio, con declaraciones vacías y amenazas estériles. Rusia y su poder militar todavía están en Siria, bombardeando y ocupando tierras del pueblo sirio. ¿Es la situación en Ucrania hoy diferente de la Siria de ayer o incluso de la Siria de hoy?

Desde el regreso como presidente de Rusia –si es que realmente se fue en algún momento–, Putin ha centrado su atención en restaurar la influencia rusa en el antiguo círculo soviético. Putin quiere posicionar a su país como un jugador global influyente. Para conseguirlo, no duda en usar la fuerza militar y producir tensión, división e inestabilidad. Es algo que saben bien en Chechenia, Georgia y tantos otros lugares del mundo, entre ellos Siria, que desde 2015 padece la lluvia de bombas rusas. Las declaraciones de condena de los líderes internacionales no sirvieron y nada apunta a que esta vez el resultado vaya a ser diferente.

Rusia dice ahora que su ocupación en Ucrania es en beneficio del pueblo. Es lo mismo que dijo anteriormente para justificar sus atrocidades en Siria, mientras que los números decían lo contrario.

Los cazas de guerra rusos empezaron a bombardear Siria el 30 de septiembre de 2015, coincidiendo con la pérdida de poder del dictador Bashar Al Assad en grandes áreas del país bajo control de la oposición. Desde esa fecha hasta el 30 de septiembre de 2020, el Ejército ruso ha provocado al menos 6.589 víctimas mortales civiles, entre ellas 2.005 niños y 969 mujeres, según datos de la Red Siria de Derechos Humanos, que trabaja para documentar la masacre que vive el país. La intervención militar rusa en Siria internacionalizó el conflicto. ¿Es la intervención militar rusa en Ucrania diferente de la Siria?

Hoy, Moscú está repitiendo el escenario sirio en Ucrania, y el Ministerio de Defensa ruso dice, tras el inicio de los bombardeos en Ucrania, que se prepararon videos con anticipación para “fabricar” las muertes de civiles en Ucrania, para ser publicados en las redes sociales. Esta manipulación es exactamente igual que la que vimos y documentamos en Siria. Previamente, Putin afirmó que sus fuerzas solo matan a soldados y terroristas que luchan contra el Gobierno sirio, y que la Defensa Civil Siria en las zonas de oposición, los ‘Cascos Blancos’, estaba falsificando videos y fotos sobre civiles asesinados. Esto está lejos de ser cierto. Las organizaciones humanitarias han documentado miles de muertes de civiles bajo el bombardeo de aviones rusos. Mentiras para prolongar la impunidad.

Putin condiciona el cese de ataques rusos en Ucrania a que ese país soberano no firme acuerdos con la OTAN ni ingrese en esa organización militar. En Siria pasó algo similar: los ataques de Rusia, desde Ghouta de Damasco hasta Homs, Alepo y Daraa cesarían si la oposición se rendía y entregaba todas sus armas. Quienes se rindieron se toparon con otra mentira: tras entregar las armas, Rusia siguió atacando, bombardeando e inventando nuevas condiciones, injustas para el pueblo sirio. Al final, Putin solo dejó una opción a los desarmados contrarios al régimen de Al Assad: hacer las maletas e irse a otro lugar.

El desplazamiento forzoso es otra realidad que hoy vemos en Ucrania y que a los refugiados sirios nos provoca recuerdos amargos, rabia, nostalgia, dolor. Sabemos muy bien lo que se siente al huir de los bombardeos. En Siria, millones de personas tuvieron que irse mientras llovían bombas. El sonido de los misiles y los aviones de guerra que hoy transmiten los vídeos desde Ucrania todavía nos pone los pelos de punta. La sensación de desprotección, la imposibilidad de encontrar un lugar de refugio en el subsuelo, es lo que llevó a millones de sirios a asentarse en campamentos en llanuras cerca de las aldeas. No podemos hacer la vista gorda ante el cambio traumático que provoca la intervención rusa en al demografía siria. Ese es uno de los éxitos de Al Assad y Putin: ellos mismos fletaron autobuses verdes que recorrieron Siria de norte a sur para expulsar a la gente de su propia tierra.

Pasan y pesan los años y los días y la situación sigue igual y al mismo tiempo todo cambia. Se multiplica el número de víctimas y desplazados en el mundo entero, pero las posiciones internacionales se mantienen constantes y no cambian. Palabras vacías. Durante años, Estados Unidos y los países de la Unión Europea abandonaron a los sirios ante este destino injusto, a pesar de que Al Assad, con el apoyo de Rusia, cruzó todas las líneas rojas. En Siria no solo se usan armas aéreas rusas de todo tipo, sino que también se ataca a la población civil con armas químicas, sin que este mundo mueva un dedo. ¿Vamos a dejar a los ucranianos a su suerte también, o quizás su presencia en suelo europeo hará que esta vez sea diferente?

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Ayham Al Sati

درس الأدب العربي في جامعة دمشق. منذ بداية الحرب في سوريا، عمل كمراسل وكذلك في قطاع التعليم مع العديد من المنظمات الإنسانية. يعيش في إسبانيا منذ منتصف عام 2019 ، حيث يعمل صحفياً ومحرراً في مجلة بيننا. Estudió Literatura Árabe en la Universidad de Damasco. Desde el inicio de la guerra en Siria, ha trabajado como reportero y también en el sector educativo con varias organizaciones humanitarias. Vive en España desde mediados de 2019, donde es profesor de árabe, y periodista y editor en Baynana.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا