INICIONUESTRAS HISTORIAS

Aziza Maghni, la abogada hispano-marroquí defensora de los migrantes en España

Maghni llegó a España recién licenciada y sin hablar español. Hoy defiende los derechos de personas migrantes, especialmente de origen árabe

Defender tus derechos es algo natural. Sin embargo, hay quienes utilizan sus fortalezas y sortean las dificultades para defender los derechos de los demás. Ese es el caso de Aziza Maghni. Ella es una abogada hispano-marroquí que trabaja para educar y garantizar que se respeten los derechos de las personas migrantes. En una conversación de Baynana, cuenta sus inicios en la profesión y las múltiples barreras que encuentran migrantes y refugiados para acceder a información sobre sus derechos.

Aziza Maghni es abogada. Estudió Derecho en Tánger y luego se trasladó a España para ejercer la profesión que ama. Su vida y su experiencia como mujer migrante determinaron su especialidad en este campo: Mahgni dedica la mayor parte de su trabajo a defender los derechos de migrantes.

Maghni creció en Tánger, Marruecos, y estudió Derecho en la Universidad Abd al-Malik al-Saadi. En 2005 se trasladó a España gracias a la reunificación familiar con su esposo marroquí, que ya tenía la ciudadanía española. Como muestra de su perseverancia, tardó sólo un año en aprender español, idioma con el que nunca antes había tenido contacto. Después ingresó en la universidad para convalidar su título universitario, y estudió el máster que da acceso a la abogacía en España. 

En su oficina, ubicada en el centro de Madrid, pueden verse expuestos sus títulos universitarios y las notas de agradecimiento que ha ido recibiendo a lo largo de los años. “Me encanta trabajar en el campo del Derecho, porque lo necesitamos en todos los aspectos de nuestra vida diaria”, asegura a Baynana.

En su escritorio se acumulan decenas de casos y expedientes, la mayoría de personas de origen extranjero. La abogada dice con orgullo: “Soy inmigrante y, por supuesto, los expedientes de inmigración ocupan la mayor parte de mi trabajo». 

La letrada explica que estas personas son especialmente vulnerables cuando se trata de lidiar con la ley debido a razones como la dificultad para acudir a las fuentes correctas, la falta de información legal disponible en su lengua materna y a la existencia de muchas informaciones falsas en Internet, y en YouTube en particular, sobre procedimientos legales.

En su trabajo es habitual ayudar con la tramitación de solicitudes de inmigración y de asilo: Maghni recuerda que son múltiples los obstáculos para conseguir citas en extranjería, y que España tarda mucho en estudiar y tramitar los expedientes para decidir el estatuto legal de migrantes y refugiados. 

La abogada Aziza Mughni durante la entrevista en el centro de Madrid © Mohammad shubat

La abogada también colabora con varias asociaciones de Madrid, donde resuelve dudas legales a mujeres migrantes o refugiadas en árabe. Ella, que trabaja sobre muchos casos vinculados al género, explica que, a menudo, las mujeres migrantes en España están expuestas a mayores obstáculos y discriminación que los hombres.

Un bufete propio

Tras homologar su título universitario y obtener su máster, Maghni abrió con dos compañeros abogados su propia oficina en Madrid. Al principio colaboraban en casos conjuntos, luego comenzaron a dividir el trabajo, y finalmente cada uno de ellos se especializó en diversos campos legales. «Al principio tenía pocos casos, pero después de un tiempo, surgió una gran demanda de trabajo y mi nombre se hizo conocido», asegura.

La abogada explica que al finalizar sus estudios tenía muy claro que no quería trabajar para otros, sino aprender trabajando con otros abogados, mano a mano, al mismo nivel. Pensaba que, si no montaba algo propio, no podría desarrollar sus capacidades y potencial en toda su plenitud, y que ser inmigrante le dificultaría su camino. Aunque siente que no ha sido discriminada explícitamente por su origen árabe y extranjero, señala que abriendo su propio bufete también se adelantaba a cualquier trato desigual. Interrogada sobre sus ambiciones para el futuro, Aziza Maghni ríe: «Soy muy ambiciosa, y todavía estoy dando mis primeros pasos. Tengo muchos sueños todavía por cumplir”. 

En español

Botón volver arriba