fbpx
DERECHOSINICIO

Sirios atrapados en la frontera bielorruso-polaca cuentan lo que está sucediendo allí

La crisis de los migrantes bloqueados en las fronteras, cuyo número se estima en miles, ha aumentado considerablemente debido a las disputas políticas en el territorio internacional entre Bielorrusia y la Unión Europea.

Miles de migrantes, en su mayoría sirios, han quedado acorralados en campamentos en la frontera entre Bielorrusia y Polonia a temperaturas casi gélidas. Después de que se les permitiera volar desde Irak, Turquía y otros lugares del Oriente Medio debido a la creciente crisis humanitaria. El diario francés Le Monde reveló, según un informe, que Bielorrusia gestiona la llegada de migrantes con el objetivo de presionar a Europa. Se están intensificando los vuelos a Minsk desde Beirut o Damasco. Por su parte, Polonia ha decidido declarar el estado de emergencia en las zonas fronterizas, reforzar la zona con veinte mil guardias fronterizos, y pedir ayuda al Reino Unido, especialmente después de haber rechazado la intervención de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) de la Unión Europea.

Entre las miles de personas atrapadas en este contexto está Ahmed (nombre ficticio), un joven sirio de 28 años procedente de Damasco. Ahmed logró viajar desde su ciudad a Minsk el pasado 21 de octubre tras conseguir, después de dos semanas de espera, una visa de turista en la embajada de Bielorrusia en Damasco. “Este viaje fue organizado por una persona que tiene relación con una empresa turística bielorrusa”, cuenta. “Mi vuelo fue con Cham Wings Airlines por un precio de 4.000 euros. Además de otros 4.000 euros que tuve que pagar a los contrabandistas, que suelen ser de origen bielorruso y residentes de las zonas cercanas a la frontera para cruzar a tierras polacas y llegar a Alemania”.

Ahmed añade que el sueño de la juventud siria de hoy en día es llegar a Europa en busca de asilo para escapar del servicio militar obligatorio impuesto por el régimen sirio a los jóvenes. “Todos los días hay asesinatos y amenazas, es un gran peligro para nuestras vidas. No hay nada por lo que valga la pena quedarme. Mi sueño de hacer una especialidad se perdió. Así decidí embarcarme en el viaje de la muerte, del que tanto había escuchado, y del que hoy formo parte».

Migrantes entre las fauces de la política y el tráfico de personas

Actualmente el mundo, y Europa en particular, está impulsando el modelo de apoyar a gobiernos dictatoriales o mantener una posición neutral con respecto a los acontecimientos vividos en el Oriente Medio y otros países exportadores de migrantes. En la actualidad, los países miembro de la Unión Europea se muestran incapaces de enfrentar el desafío de gestionar esas oleadas de migrantes que intentan atravesar tierras europeas. Mientras tanto, Bielorrusia y Polonia intercambian acusaciones sobre la crisis en las fronteras de los dos países.

Polonia ha acusado a Rusia de estar detrás de la crisis migratoria, al alentar a Bielorrusia a enviar personas a la frontera. El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki dijo que las acciones de Bielorrusia se deben a las sanciones impuestas por la UE tras la disputa por la reelección de su líder, Alexander Lukashenko. Entretanto, miles de personas se encuentran atrapadas en las fronteras soñando con una vida de libertad, protección y seguridad, convirtiéndose así en una presa fácil en las fauces de la política y el tráfico de personas. Así lo demuestra Ahmad mientras explica su viaje y relata su primer intento de cruzar la frontera. Un contrabandista envió una camioneta para llevar a los migrantes de Minsk a la frontera a través de los bosques. Ya en territorio polaco, fueron capturados por los guardias fronterizos polacos y trasladados de nuevo a territorio bielorruso.

Ahmed prosigue: «Aquí sentí la magnitud del peligro y el miedo. Vimos a las fuerzas bielorrusas con uniformes militares fuertemente armados con palos. Nos arrestaron, nos golpearon sin piedad con sus porras y nos arrojaron al suelo; sentí mi pie destrozado por los golpes. Después de dos horas de tortura, nos soltaron y volvimos a Minsk al hotel. Allí, me vendé las heridas para intentar cruzar nuevamente al día siguiente, pero me volvieron a arrestar. Me llevaron al ‘campo de la muerte’, como lo llamamos. Allí nos dejaron confinados, sin poder salir, y sin agua ni comida”. “Lo más triste que vi fue como insultaban y golpeaban a las mujeres y niños. Como otras personas perdían la vida a causa del frío y eran enterradas sin ningún documento de identidad”, pormenoriza Ahmad.


Condiciones inhumanas

Las condiciones humanitarias en los bosques de la frontera polaca eran las peores. Miles de vidas se veían amenazadas, incluidas mujeres, niños pequeños, y bebés. Los trabajadores humanitarios no podían acceder a la zona donde estaban los migrantes para ayudarles. Tampoco los periodistas podían acceder a la zona a lo largo de la frontera entre Polonia y Bielorrusia, que se extiende más de 3 km. En este punto es donde ocurría todo: la vida de los solicitantes de asilo corría peligro, especialmente por el frío gélido de la noche, cuando las temperaturas llegaban a bajo cero o menos. Así pues, algunos acabaron muriendo por hipotermia y los supervivientes se vieron obligados a alimentarse de lo que el bosque les podía ofrecer, como las hojas de los árboles. 

A la luz de esta tragedia, llegaron llamamientos de organizaciones humanitarias y algunas personalidades activas y activistas para salvar las vidas de estos migrantes. Por ejemplo, la líder del Partido Verde Alemán, Annalena Baerbock, lanzó a través de su cuenta de Twitter un llamamiento al Gobierno polaco diciendo: «Europa debe ponerse de acuerdo rápidamente sobre cómo ayudar a estas personas. Una tragedia humanitaria amenaza a las personas bloqueadas en la región fronteriza de #Bielorrusia. La situación de los suministros es mala y el frío les está afectando, resulta especialmente insoportable para los niños, las familias y los enfermos. La ayuda humanitaria de emergencia es ahora la más urgente».

«Se debe permitir que las organizaciones que ayudan puedan acceder de inmediato a la zona fronteriza cerrada. Hago un llamamiento al gobierno polaco para que lo permita y acepte las ofertas de apoyo de la Unión Europea, así como la protección conjunta de las fronteras», agregó Baerbock.


¿A dónde fueron las personas migrantes? ¿Y qué puede pasar?

El jueves 18 de noviembre, las autoridades bielorrusas evacuaron los principales campamentos donde se estaban aglutinando cientos de refugiados en la frontera con Polonia. Posteriormente fueron trasladados a un almacén alejado de la frontera. Todavía no se sabe cuál será su destino. Por otro lado, las fuerzas polacas han arrestado ya a 100 solicitantes de asilo que habían intentado atravesar la frontera.

Un portavoz de los guardias fronterizos polacos afirma que los campamentos en la frontera en el oeste de Bielorrusia ya estaban completamente vacíos el jueves, pero que otros grupos de migrantes aparecieron en otros lugares también tratando de atravesar la frontera.


Gemma Pinyol, investigadora política sobre migración y derechos humanos, expone que si tenemos en cuenta la experiencia de Grecia o Italia durante la crisis humanitaria del 2014-2016 podemos terminar viendo la historia de estas personas que permanecen en situaciones precarias en centros de acogida temporal con escasas condiciones de salud. El programa de reasentamiento establecido en ese momento fracasó debido a la falta de solidaridad entre EEMM, y la situación no parece mejorar ahora. Cabe recordar, además, que Polonia fue uno de los países que se negó a acoger personas en el marco de este programa (denunciado por el Comité del TJUE), lo que no la coloca en la mejor posición para pedir solidaridad con otros Estados miembros.

Una de las escenas más duras de esta terrible e incomprensible tragedia fue ver cómo el equipo médico de emergencia fronteriza informaba sobre la muerte de un niño sirio de un año y cómo su familia acabó gravemente malherida tras vagar por los bosques durante largos períodos. También se encontró el cuerpo de un migrante sirio en el bosque en la zona fronteriza del lado polaco con Bielorrusia. Un portavoz de la policía polaca dijo el sábado 13 de noviembre que el joven de 20 años era de Siria, pues se encontró un pasaporte entre sus pertenencias. El cuerpo fue descubierto por un técnico forestal cerca del pueblo de Wolka Terechowska.

Estos dolorosos incidentes no han sido ni los primeros ni los únicos. El 19 de septiembre también se encontró el cuerpo de una mujer iraquí que había muerto de frío. Y, un mes después, la terrible situación continua debido a las bajas temperaturas en constante descenso y la ausencia de soluciones.

El Alto Representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, expone que ningún migrante que se encuentre en Bielorrusia podrá entrar en la Unión Europa. Ha pedido a las autoridades bielorrusas que les proporcionen ayuda hasta el momento de su salida del país. ¿Volverán a su tierra los migrantes sirios cuyas ciudades han sido destruidas y que han pagado todo lo que tenían para llegar a Europa y atravesar distancias tan largas y peligrosas?

En español

Apóyanos
Con tu aportación haces posible que sigamos informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.

Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias.

Apóyanos
ادعمنا
بمساهمتك الصغيرة تجعل من الممكن لوسائل الإعلام لدينا أن تستمر في إعداد التقارير

نود أن نسألك شيئًا واحدًا ... أشخاص مثلك يجعلون Baynana ، التي هي جزء من Fundación porCausa ، تقترب كل يوم من هدفها المتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين والخدمة العامة ، ولهذا السبب نقدم دائمًا المحتوى الخاص بنا بشكل علني ، بغض النظر عن المكان الذي يعيش فيه القراء أو مقدار الأموال التي لديهم. تلتزم Baynana بإعطاء صوت لأولئك الذين تم إسكاتهم وسد فجوات المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح رمي لكسب الأصوات ، نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم ، دون الأبوة أو كراهية الأجانب.

تضمن مساهمتك استقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والفصائل السياسية. باختصار ، الصحافة الجيدة قادرة على مواجهة الأقوياء وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة ، مهما كانت صغيرة ، تحدث فرقًا. ادعم Baynana من 1 يورو فقط ، ولن يستغرق الأمر سوى دقيقة واحدة. شكرا جزيلا

ادعمنا

Moussa Al Jamaat

Periodista sirio residente en Madrid desde 2019. Empezó a estudiar Informática en la Universidad de Damasco (campus de Daraa), pero abandonó sus estudios por la erupción del conflicto en Siria. Entre 2011 y 2019 trabajó como reportero y fotógrafo para agencias de noticias locales. Ahora trabaja como reportero, fotógrafo y se encarga de la web de Baynana. كانب/ مصور /مصمم صحفي سوري مقيم في مدريد منذ عام 2019. بدأ دراسة علوم الكمبيوتر في جامعة دمشق (فرع درعا) ، لكنه تخلى عن دراسته بسبب اندلاع الصراع في سوريا. بين عامي 2011 و 2019 عمل كمراسل ومصور لوكالات الأنباء المحلية. يعمل الآن كمراسل ومصور ومصمم ويدير موقع مجلة بيننا الإلكتروني.
Back to top button
ApóyanosCon tu pequeña aportación haces posible que nuestro media siga informando

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana, que forma parte de la Fundación porCausa, se acerque cada día a su objetivo de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto, sin importar donde vivan nuestros lectores o cuánto dinero tengan. Baynana se compromete a dar voz a los que son silenciados y llenar vacíos de información que las instituciones y las ONG no cubren. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, creemos que son los propios migrantes los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos. En definitiva, periodismo de calidad capaz de dar la cara frente a los poderosos y tender puentes entre refugiados, migrantes y el resto de la población. Todo aporte, por pequeño que sea, marca la diferencia. Apoya a Baynana desde tan solo 1 euro, sólo te llevará un minuto. Muchas gracias

Nos gustaría pedirte una cosa… personas como tú hacen que Baynana esté más cerca de convertirse en el medio referencia sobre migración en España. Creemos en el periodismo hecho por migrantes para migrantes y de servicio público, por eso ofrecemos nuestro contenido siempre en abierto. En un mundo donde la migración se utiliza como un arma arrojadiza para ganar votos, los propios migrantes somos los que tienen que contar su historia, sin paternalismos ni xenofobia.  Tu contribución garantiza nuestra independencia editorial libre de la influencia de empresas y bandos políticos.  Muchas gracias
إن مساهمتك الصغيرة ستمكننا من متابعة عملنا الإعلامي. أشخاصٌ مثلك هم من يصنعون مجلة بيننا التي تقترب كل يوم من هدفها المُتمثل في أن تصبح وسيلة الإعلام الرائدة في مجال الهجرة في إسبانيا. نحن نؤمن بالصحافة التي يصنعها المهاجرون من أجل المهاجرين، ولهذا السبب نقدم دائماً المحتوى الخاص بنا بشكل مجاني لكلّ القرّاء. نحن نُعطي صوتاً لأولئك الذين يتم إسكاتهم، ونحاول سدّ فراغ المعلومات التي لا تغطيها المؤسسات والمنظمات غير الحكومية. في عالم تُستخدم فيه الهجرة كسلاح لكسب الأصوات في الانتخابات، نحن نعتقد أن المهاجرين أنفسهم هم من يتعين عليهم سرد قصتهم بعيداً عن كراهية الأجانب. ستكون مساهمتك بمثابة ضامن لاستقلالنا التحريري الخالي من تأثير الشركات والأحزاب السياسية. باختصار: الصحافة الجيدة قادرة على المواجهة وبناء الجسور بين اللاجئين والمهاجرين وبقية السكان. كل مساهمة منك مهما كانت صغيرة يمكنها أن تحدث فرقاً كبيراً. ادعم مجلتنا ابتداءاً من 1 يورو فقط، ولن يستغرق الأمر منك سوى دقيقة واحدة. شكراً جزيلاً

ادعمنا